Compartir

El pasado viernes 8 de marzo de 2013, se culminó un simulacro de evacuación del centro. De los aciertos y de los errores del mismo hemos de sacar conclusiones para mejorar un procedimiento de evacuación del que, en circunstancias de emergencia real, depende la seguridad de todos.

A continuación puedes leer un breve informe en torno a ello:

 

 

Informe sobre el Simulacro y Evacuación del 08/03/213

Los objetivos del simulacro fueron comprobar el adecuado funcionamiento de los medios humanos y materiales previstos para situaciones de emergencia, valorar la respuesta y participación de los ocupantes, cuantificar el tiempo empleado y analizar el correcto funcionamiento de las alarmas acústicas.

El simulacro se realizó el 8 de marzo de 2013 a las 11:50 h. A esta hora se hizo saltar la alarma de incendios.

Acudieron a la señal de alerta los encargados de emergencia presentes en el edificio- Dos de ellos permanecieron en la zona de Conserjería y otros dos se distribuyeron por las plantas del edificio.

Se cortaron los suministros de gas, agua y electricidad.

Alumnos, padres, profesores y personal no docente abandonaron el edificio en 6 minutos y 30 segundos y se reunieron en la zona de recuento situada en las canchas exteriores.

El simulacro se realizó de un modo razonablemente correcto y satisfactorio: La salida de alumnado fue serena, en un tiempo breve y el recuento pudo realizarse según lo previsto gracias a la atención y adecuada colocación de cada grupo.

A continuación se reflejan aquellos detalles que deben de mejorarse, ya que en definitiva, lo que se pretende con el simulacro es comprobar los aciertos y detectar los fallos del procedimiento establecido, para que estemos en buena disposición de realizar una evacuación del modo más eficaz:

Los fallos se agrupan en tres categorías: errores en el seguimiento de las normas de evacuación, fallos en el sistema de aviso de alerta y en el recuento de las personas que estaban en el centro.

 

 

 

 

 

Aspectos susceptibles de mejora

  1.   Se ha producido un embudo en la primera planta, escalera junto a las aulas de Orientación. Los encargados y los profesores, deben indicar a una parte de los alumnos que utilicen la escalera del profesorado situada junto a los departamentos.
  2.   La señal de alarma no se oye en el despacho del AMPA, ni en el Departamento de Educación Física, ni en el Gimnasio: Se debe instalar otro timbre en la zona norte del edificio.
  3.   Se debe cambiar la cadencia de la señal de alarma para que no recuerde al timbre habitual.
  4.  Se debe evitar el paso de los evacuados al lado de las fachadas, deberán pasar por el aparcamiento y/o los jardines alejados del edificio.
  5.  En la zona de recuento no se debe situar a los alumnos de un mismo nivel en diferentes cancha.
  6.  No se ha procedido, ni estaba previsto, el recuento del profesorado y del personal no docente, e incluso los padres que en ese momento se encontraban en el Centro.
  7.  En los carteles informativos se deben colocar instrucciones para el personal no docente y los padres.