Compartir

Este es el resumen realizado por la AMPA de la charla realizada el día 5 de octubre, “Vivir con normas”, impartida por Oswaldo López Álvarez, (Orientador  y Jefe de Estudios del instituto), enmarcada en la programación de la Escuela de Familias:

La charla ha sido muy amena y en ella se desarrollaron  una serie de puntos que no debemos perder de vista pues nos ayudan a conocer el Reglamento de Régimen Interno (RRI) y las normas que rigen la convivencia del alumnado y el profesorado en el centro educativo.

 

Los temas que se han tratado de aclarar se refieren a lo siguiente:

      Uso de los móviles y otros dispositivos

      Consecuencias de pirar.

      Vestimenta y atuendo adecuado.

      Salida del recinto escolar por parte del alumnado menor de 18 años.

      Uso del aula de convivencia.

      Prevención del acoso escolar.

      Prevención del absentismo.

      La séptima hora de Bachillerato

Comienza la charla con la descripción de lo que significa “Conducta disruptiva” es decir, todo aquello que causa un perjuicio a los demás.

Existen varios condicionantes que influyen a la hora de comportarse:

  • Somos personas con distinto criterio
  • Nuestro nivel de tolerancia es diferente.
  • Nuestra propia educación
  • Nuestra ideología, nuestros valores…

 

Entonces qué podemos hacer:

En primer lugar, hay que ponerse de acuerdo para establecer las normas,  como profesor o profesora, como miembro de un departamento, de un equipo docente, de un claustro y de una comunidad educativa.

Además tienen que ser compartidas y aprobadas por toda la comunidad educativa pues en ellas deben participar tanto el alumnado como las familias.

Por otro lado, necesitamos ponernos de acuerdo en lo que será un comportamiento disruptivo, es decir en todo aquello que causa perjuicio a los demás y casi siempre a uno mismo.

Y una vez que todas las personas implicadas están de acuerdo, se elabora el RRI del centro.

Los acuerdos adoptados se recogen en los siguientes capítulos:

  • Capítulo 3: Normas de convivencia
  • Capítulo 4: Actividades
  • Capítulo 5: Tipificación de faltas, medidas educativas y sancionadoras

Sobre las medidas educativas y sancionadoras es importante señalar que el profesorado debe actuar de la misma manera y acompañar sanción  y educación, es decir cuando el alumnado se va expulsado, debe llevar tarea para realizar en casa durante los días que dure la expulsión.

Para ello se establecen protocolos de actuación:

A) Ante faltas leves sin expulsión del aula, el primer paso ante el incidente, es contactar con la familia de manera telefónica y por escrito mediante una nota en la libreta y el tutor registra la falta en la carpeta de incidencias.

Por otro lado, si hay reincidencia, entra en juego la sanción que puede ser de dos maneras diferentes:

      mediante la privación de recreos

      mediante la suspensión del derecho de asistir a clase.

El tutor o tutora lo comunica a jefatura y ésta redacta el parte y se lo comunica al alumno o alumna y a la familia por escrito; además de archivarlo en jefatura y en el expediente del infractor/a.

B) En el caso de faltas graves con expulsión del aula, el profesor o profesora, expulsa de clase y cubre el parte de expulsión. Así mismo, se lo comunica a la familia por teléfono y por carta, y al tutor o tutora le entrega el parte y le propone medidas. Éste, tras leer el parte y hablar con el profesor/a, registra el parte y se lo comunica a Jefatura, acordando así la sanción. También media entre el alumnado y el profesorado, y se entrevista con la familia para redactar la sanción y comunicársela.

En el último día de sanción se vuelve a entrevistar a la familia para incidir que no se repita.

 

  1.  Uso de los móviles y otros dispositivos

Los móviles son la principal causa de falta leve. Se recomienda que no se lleve, y se autoriza el uso  educativo del mismo siempre con el permiso expreso del profesorado.

El uso inapropiado es falta leve.

La grabación y difusión es falta muy grave.

Las sanciones son distintas:

      Si es la primera vez que se le requisa, se le devuelve al final de la jornada matutina.

      Si es la segunda vez, se le devuelve a uno de los miembros de su familia.

      Si es la tercera vez, no se le devuelve hasta que pasen tres días.

 

2- Consecuencias de pirar

Cuando el alumnado falta a clase voluntariamente, es el principal perjudicado porque renuncia a su derecho a la educación.

Tiene consecuencias graves para su futuro.

Las consecuencias que se recogen en el RRI del centro se refieren a lo siguiente:

-Tres retrasos se convierten una falta leve.

-Ausentarse del centro sin permiso es una falta grave y reiteradamente (cinco faltas graves) se convierten en una falta muy grave.

 

3-Vestimenta y atuendo, ¿cuestión de decoro?

Dice el RRI “… serán acordes con una actitud de respeto a los demás. La vestimenta será adecuada “.  “…exclusión de símbolos no constitucionales, mostrar ropa interior, acudir en bañador a clase” “…no se permitirá llevar la cabeza cubierta… excepto por razones médicas debidamente justificadas”

Contravenir lo anterior es falta leve, de forma reiterada (nueve faltas) es falta grave.

 

4-Salida del recinto escolar por parte del alumnado menor de dieciocho años.

Pueden salir del recinto escolar las personas mayores de 18 años con la debida acreditación (carnet proporcionado por el centro).

El alumnado menor de 16 años no puede salir del centro si no los acompaña una persona adulta autorizada.

En casos excepcionales, se puede salir con un permiso telefónico.

Ahora bien, la salida del centro, por parte del alumnado mayor de 18 años,  requiere compromisos como: comportamiento adecuado, sin que les acompañen los mayores, ser puntual a la vuelta…

Ausentarse del centro sin seguir el procedimiento es falta grave y la reiteración, es falta muy grave.

 

5-Uso del aula de convivencia

El aula de convivencia es atendida por el profesorado de guardia, la coordinadora de convivencia y el profesorado voluntario

Se utiliza ante faltas graves. El alumnado acude con tareas de la asignatura o bien realiza tareas propuestas por la jefatura del centro para intentar que no reincida. Es una alternativa previa a la expulsión.

 

6- Prevención del acoso escolar, ¿ocurre de verdad?

Se trata de prevenirlo desde las tutorías con actividades especiales propuestas el  Plan de Acción Tutorial (PAT).

Ante posibles situaciones, se actúa con el alumnado implicado (víctima y agresor), la familia de ambos y el profesorado con pautas.

Siempre interviene Jefatura y Orientación. Es menos frecuente de lo que se piensa.

De acuerdo con el Contrato Programa en el que se encuentra inmerso el Centro, se pasarán cuestionarios sobre la convivencia para alumnado y profesorado.

Desde el centro se elaborará un cuestionario para las familias. Todo ello se lleva a cabo con el fin de mejorar la convivencia con todos los integrantes de la comunidad educativa.

 

7-Prevención del absentismo:

Se trata de un recurso específico del centro a cargo de la profesora técnica de servicios a la comunidad. Su cometido tiene que ver con la coordinación de actuaciones implicando a toda la comunidad educativa y el mantenimiento de contactos con agentes externos como son los Servicios Sociales y Salud Mental.

Otra de las funciones que realiza es registrar las faltas del alumnado en programa de la Consejería: SAUCE.

 

8- La Séptima Hora para el alumnado de Bachiller. Es un verdadero problema sobre todo para el alumnado que hace uso del transporte escolar pues no pueden usar ese servicio que sale una hora antes.

Se coloca una sesión de Religión a esa hora pero el resto de asignaturas van al azar, pues todas las asignaturas merecen el mismo trato y, además, si el profesorado reclama, lleva la razón y hace mover todo el horario. Solo se respeta que sea rotativo.

La ausencia o falta a esa hora de clase se contabiliza como el resto de faltas.

Lo que ocurre es que, en la práctica, no se sanciona pues se justifica por parte de la familia.

 

La charla termina con una reflexión por parte del ponente:

Si en este centro conviven 450 alumnos u alumnas, 61 profesores/as, 7 personas que conforman el personal no docente y algunos agentes externos, las normas son necesarias para poder convivir.

El Reglamento de Régimen Interno (RRI) se colgará en la página web del centro para que puedan consultarlo las personas que estén interesadas.